martes, 21 de mayo de 2013

La Reja

¡Que rico es el pan de manteca!
Desprendes un pedacito con cuidado para que no se desmorone mucho. Lo remojas en café. Esperas unos segundo a que absorba cierta cantidad de liquido de tal forma que cambie su color, retiras el exceso de liquido usando el borde de la taza y listo tienes frente a ti el bocado perfecto.
El pan de manteca es perfecto para llevar a cabo la escena anterior. Es super-absorbente.
Ademas por su sabor tenue se lleva de maravilla con cualquier bebida.
La onda es remojarla en lo que sea y como sea. 
En especial la reja me llama mucho la atención por la relación tan clara entre su nombre y su forma. La sencillez misma de su forma. Un panadero de alguna época remota estaba haciendo huesos de pan de manteca y aburrido de solo hacer tiritas de pan se pregunto "¿que pasaría si entrecruzo las tiritas?" ¡Y voila! Nació la reja.
La reja es ideal para añadir variedad de forma a las canastas de pan para un desayuno si se quiere decorar la mesa con una buena canasta llena de pan de formas interesantes.
Todas las piezas de pan de manteca son fáciles de conseguir en casi en todas las panaderías actuales.

A ustedes allá afuera en el cyber-espacio, ¿Les gusta el pan de manteca?

NOTA: No importa si esta entrada o cualquier otra tiene años de haber sido publicada o es la mas reciente, con gusto leeré y contestaré cualquier comentario. ¡Anímense a escribir!

Esta es una reja.

2 comentarios:

  1. ¿Tendrás la receta de este riquísimo pan? Te la agradeceré inmensamente.

    ResponderEliminar